¿Cómo cocinas un chuletón de Rubia Gallega en casa?

¿Cómo cocinar un chuletón de Rubia Gallega en casa?

 

Cómo ya sabéis, escoger un buen chuletón es tarea importante a la hora de disfrutar de nuestro manjar, pero saber cocinarlo bien marcará una gran diferencia en el resultado final.

Por eso, en muchas ocasiones, optamos por comernos ese chuletón en un restaurante o brasería, pero hoy queremos daros algunos consejos para que podáis cocinar ese chuletón en casa sacándole el máximo partido.

 

¿Qué debo saber antes de cocinarlo?

 

Volviendo a lo que hemos comentado al principio, tener un producto de calidad es la base para obtener un buen resultado. Es recomendable que el grosor del chuletón sea mínimo de unos 5 centímetros, ya que de esta forma lograremos que el chuletón se selle por fuera, pero quede rosado en su interior.

 

Por otro lado, debes tener en cuenta que la carne debe estar a temperatura ambiente, por lo que si tienes la carne en la nevera, te recomendamos que la saques una media hora o una hora antes para que no esté tan fría.

 

¿Y una vez el chuletón está listo para cocinar?

Si ya has seguido los pasos anteriores, ha llegado el momento de moverse entre fogones. Si lo vas a cocinar a la plancha, es importante que esté muy caliente antes de poner el chuletón, por lo que deberás darle bastante temperatura. Si lo vas a hacer a la parrilla, debes intentar que coja temperatura por el centro.

Este “modus operandi” te permitirá obtener una carne poco hecha. Si en tu caso, quieres que la carne este al punto o más bien hecha, la temperatura será media-fuerte, ya que el chuletón necesitará estar más tiempo en el fuego y de ser muy alta, quedaría demasiado tostado por fuera.

No necesitarás usar aceite, sino que aprovecharemos la grasa que contiene el chuletón de vaca rubia gallega para engrasar la plancha y de esa forma evitar que se pegue, a la vez que potenciamos su sabor.

Y una vez puesto, lo dejaremos cocinar por cada lado al gusto de cada comensal, pero dejando que se cocine una parte y dando la vuelta cuando esté. Evita darle más de una vuelta al chuletón.

Evita salar la carne antes de cocinarla, ya que hace que la carne pierda jugo y quede más seca. Una vez cocinado, te recomendamos que utilizes “Sal Maldon” para terminar de darle el punto de sal al chuletón.

 

Voilà, ya lo tenemos listo. ¿Algún último consejo?

Sí, una recomendación final. Tapa la carne con un paño limpio durante un par o tres de minutos, ya que así estará aún más jugosa y con más sabor.

 

¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *